Antoine Sartre muere atropellado en la estación de metro de Denfert Rochereau en París. La policía francesa concluye de forma apresurado que ha sido un suicidio. Lejos están de imaginar que este hecho luctuoso está relacionado de forma directa con la colisión del Alejandría y el Mesana en aguas del estrecho de Gibraltar unos meses atrás.

Jacinto Reyes, perito especializado en accidentes marítimos, cincuentón, bebedor, recién divorciado y un tanto escéptico con lo que le pueda deparar la vida, es enviado para tasar los desperfectos producidos en el Mesana. Lo que parecía a priori una investigación rutinaria se complica de manera espectacular por la aparición de una red mafiosa que intentará ocultar un secreto que atesora uno de los barcos implicados. Sin embargo no va ser éste su mayor reto porque en ese viaje, en el que regresa a la ciudad en la que pasó su juventud, tendrá que enfrentarse a una mujer a la que conoce demasiado bien, Alicia.

Páginas vistas en total

sábado, 25 de diciembre de 2010

Van sumando años.

El día se ha levantado cansado y nublado. No creo que tarde mucho en llover. Silencio en las calles. Todos los venticinco de diciembre son iguales, a todos les envuelve el mismo halo, la misma atmósfera que los convierte en predecibles, en monótonos. Estoy cansado de éstos días festivos por  el tinte especial que los  define, una atmósfera cansina por repetida. Año nuevo es el resacoso de botellas estrelladas en el suelo sucio de vomitera y los reyes magos se me asemejan a un final de película con el rótulo "The End" en la pantalla mientras buscamos los abrigos para volver a la calle donde contenedores repletos de cajas de cartón  anuncian el advenimiento de la realidad, de esa otra monotonía que pasa desapercibida. Y luego otro ciclo, la Semana Santa con sus días tan largos como procesiones con sabor a incienso, fritanga de churros y arroz con leche.
Y me pregunto si lo que ocurre es que la vida se me va haciendo fastidiosa por repetida y que me van sobrando años, que poco a poco  me voy acercando al grupo de población que por edad conviene vacunarla de la gripe estacional. Con la poca luz que entra por la ventana las arrugas se me acentúan y parezco un viejo prematuro sentado con mi batín de color azul al calor de la mesa camilla.
Caigo en la cuenta que el año pasado ya escribí una entrada en este mismo día, ¿Cuántos pares de zapatos habrá desgastado desde entonces este simple caminante? Cuántos calcetines no habré agujereado en el empeño de moverme sin saber ni porqué ni a dónde.
Había olvidado tomar las pastillas de la tensión, confío en que me mantengan vivo las años suficientes como para que me desbarate como una casa en ruinas vencida por muchos inviernos crudos, lluviosos y fríos como éste.

domingo, 28 de noviembre de 2010

NUEVA NOVELA

La imagen refleja con exactitud lo que supone meterse en el berenjenal de escribir. Llevo redactadas algo más de cincuenta páginas, páginas que tendré que revisar y corregir una y otra vez hasta la desesperación, de la que va a ser mi nueva novela, la segunda. Todavía  desconozco su desenlace, es mi  estilo y no la voy a cambiar aunque a veces ocurra, como.ahora día 29 de noviembre, que no tenga ni pajolera idea del siguiente capítulo. A pesar de todo me gusta este oficio, me lo paso en grande liado con mis personajes, inventándoles una vida,  un pasado oscuro, asesinándolos y en contadas ocasiones metiéndolos en la cama para que gocen de placeres carnales. Me he convertido en el gran cotilla de mi universo, mi universo inventado, el universo en donde no se moverá un alfiler si yo no lo quiero. Si jugamos a ser dioses, disfrutemos.
Este domingo se han celebrado las elecciones al parlamento catalán, el partido socialista se ha descalabrado, no sé si ésto indica que en España vamos madurando y hemos aprendido a votar. Si jugamos a ser mortales deberíamos olvidar nuestro inevitable final.
Son las tantas de la noche y voy a acostarme, seguramente los escasos lectores que hayan llegado hasta esta línea me lo agradeceran. Buenas noches.


sábado, 27 de noviembre de 2010

SE NECESITA TIEMPO


Se necesita tiempo para asimilar tanto los fracasos como las victorias. Los primeros días desde que recibí la noticia de que una agencia literaria estaba interesada en representar mi novela fueron de alegría, después un silencio anímico y ahora pasado un mes parece que vuelvo a estar moderadamente contento. Con los años compruebo una y otra vez que no soy capaz de ser feliz, tengo una tendencia natural a la tristeza, al pesimismo. Es triste decirlo, pero aún es más triste vivirlo.
Llegados a este punto estoy pensando en desvelar mi identidad, sin embargo no acabo de decidirme porque lo que más me gusta de realizar este blog es el anonimato. El permanecer oculto me da libertad para expresarme, aunque si repaso el histórico la verdad es que me he expresado poco, el pasado día 19 de noviembre se ha cumplido un año desde que la primera entrada y no ha habido muchas más. Es posible también que a algún lector despistado que haya seguido mi avatar le interese saber cual es la agencia que finalmente no me ha repudiado, comprendo su interés sobre todo si anda en las mismas que yo, publicar una novela, pero voy a dejarlo para más adelante, para cuando finalmente descubra mi máscara.

sábado, 30 de octubre de 2010

BUENAS NOTICIAS

Después de casi nueve meses de espera he recibido un correo de una importante agencia interesándose por mi novela. Me han mandado un contrato de representación para que lo firme. Algunas cosillas del documento no acabo de entenderlas bien, por lo tanto voy a esperar a este lunes para llamar por teléfono para que me las aclaren.
Quería compartir la experiencia con los pocos que se pasan por este blog. El impacto emocional es fuerte hasta el punto de que la noche en la que recibí la noticia me desperté muy temprano ansioso y sin sueño, sin embargo la alegría es grande y las expectativas positivas para mis escritos, que se iniciaron como un simple pasatiempo, se multiplican por cien. Tengo que poner freno a mi imaginación y valorar en su justa medida lo que ha ocurrido. Espero que la agencia sepa sacarle partido a mi trabajo, de todas formas el simple hecho de publicar me parece un logro muy importante.
En los próximos días seguiré informando de las novedades.

viernes, 2 de julio de 2010

ACER AGENCIA LITERARIA

Le escribo con motivo de la obra que nos envió.
Lamentamos comunicarle que, tras el examen
de su obra, hemos desestimado
su representación.

Confiamos en que pueda ponerse en contacto
con alguna editorial o con otra agencia
literaria que
pueda asumir la representación de su trabajo.

Le agradecemos, no obstante, que se haya
dirigido a nuestra agencia y le deseamos
suerte en su carrera como escritor.

Reciba un cordial saludo,

Departamento de lectura.

miércoles, 21 de abril de 2010

NUNCA VARIABA MI RUMBO

Nunca variaba mi rumbo. Todos los días, desde que salí de la cárcel, paseaba al anochecer por las mismas calles. No me gustan los cambios, los odio, en la rutina me encuentro protegido, sin embargo ese día alteré mi camino y fue ella la responsable. Se cruzó un instante antes de entrar en aquel parque oscuro y desierto. No sé precisar que es lo que me atrajo de esa forma tan irracional, sería el contoneo de su figura al andar con aquellos tacones tan altos, el movimiento de sus brazos, que imaginaba posados sobre mi pecho desnudo, o el balanceo de su melena corta, de color castaño. En realidad todas las mujeres que me gustan se parecen, altas y con buenas caderas. La contemplaba de espaldas hasta que mi corazón se desbocó y una pulsación rítmica golpeó mis sienes. Seguí sus pasos, no quería hacerlo, pero ya no había vuelta atrás. Cuando noto esa pulsación tengo la seguridad de que no hay vuelta atrás. Me mantuve a unos cinco metros de distancia mientras que una apreciable erección fue llenando mis pantalones. Me palpé la bragueta y a continuación deslicé mi mano hasta el bolsillo de la cazadora para sentir la forma alargada de la navaja. Solo la utilizo para cortar el pan, o al menos eso me gustaría, cortar pan y queso para comer de forma decente. Pero como digo, no había vuelta atrás, mi razón estaba de nuevo anulada y mis huevos eran los que pensaban por mí. ¡Que de disgustos me han dado mis huevos!, gustoso me los hubiera cortado, pero el señor juez se negó a mi castración química, lo solicité por escrito; él es el único y último responsable de mi conducta.
Las aletas de mi nariz se dilataron como las de un perro para poder aspirar más aire. Una mezcla de placer, emoción y miedo me empujaba a acercarme. De cuatro zancadas precisas y rápidas me situé a su vera y le agarré el hombro con delicadeza, con toda la delicadeza que la madre naturaleza me ha dado. Se dió la vuelta y entonces me vio la cara. La suya era hermosa, con un suave brillo de carmín en los labios, sorprendida en un principio y aterrada un segundo después. Con uno de mis brazos le lancé un zarpazo a su cintura como si fuera un animal enloquecido y le tape la boca para que no se oyeran sus gritos.

lunes, 12 de abril de 2010

Mis santos cojones

Bastantes días sin aparecer por aquí. Supongo que más de uno lo habrá agradecido. No tengo mucho que contar, mis deberes profesionales me absorben y no me dejan tiempo para otros menesteres. No ha habido contestación de ninguna otra agencia. No importa porque no tardarán en llegar los noes. Ahora bien, tengo que deciros que por diversos motivos cada vez me importa menos la opinión de ellos; sé que lo que he escrito está bien y no me van a convencer de lo contrario. Viene ésto a colación porque estoy leyendo una novela de un autor novel patrocinado por una agencia de creciente prestigio. No comprendo cómo después de pasar por sesudos correctores de estilo, al final se pueda publicar un texto tan pobre desde todos los puntos de vista. (Esa agencia además organiza cursos para enseñarnos a escribir, es la polla. )Llego a la conclusión de que lo único que importa es ser ligeramente comercial, escribir adaptándote a los gustos de los lectores. Si se lleva novela histórica pues demos novela histórica hasta empacharnos, si se lleva novela fantástica pues lo mismo, si hay que escribir para niños, escribamos para niños. Afortunadamente yo no vivo de la literatura y voy a escribir siempre lo que me salga de los cojones. Buenas noches.

domingo, 14 de marzo de 2010

UTE KORNER

Gracias por tu correo y propuesta.

Tras examinar el material recibido, de momento no vamos a solicitar el manuscrito completo.

Suerte y un saludo,


UTE KÖRNER LITERARY AGENT, S.L.

domingo, 14 de febrero de 2010

RECOPILATORIO

Antes de seguir adelante en esta batalla que es encontrar editor quiero hacer unas reflexiones. Parece que he elegido mal momento para intentar publicar, la mayor parte de las agencias a las que llamo para saber si aceptan nuevas propuestas me contestan que están saturados y que por el momento no es posible. Aún así tengo entregados cinco manuscritos y una sinopsis de las que estoy esperando el "no" correspondiente. De las cinco todas excepto Bookban, a la que envié previamente carta de presentación y sinopsis y me contestó al día siguiente para que le enviara la obra completa, piden directamente el manuscrito junto a curriculum. En concreto son, Dos Passos, A.C.E.R. y dos editoriales Lengua de Trapo y Salto de Página. Os mantendré informados del desarrollo de los acontecimientos, de todas formas el periodo mínimo de espera es de dos meses, así que va para largo.
Quisiera comentar una cosa que me ha ocurrido. Una de las agencias, no es ninguna de las que he nombrado anteriormente, me ha respondido diciéndome que debo abonar cien euros para que ellos hagan un informe de la obra, informe que no es vinculante. Me gustaría que desde vuestra experiencia me dijerais que tal lo veis. A mi no me suena demasiado bien, sin embargo por algún sitio he leído que para evitar la saturación de manuscritos algunas lo hacen para descartar a más de uno que se levanta por la mañana, escribe cuatro letras y las envía a ver si cuela.
Me he dado cuenta de que algunas editoriales pequeñas son más receptivas, más abiertas a encontrar nuevas figuras que algunas agencias que como digo están saturadas, quizás sea un cambio de tendencias. Lo que tengo claro es que de mayor quiero ser agente literario porque trabajo no me va a faltar.

martes, 2 de febrero de 2010

SEGUNDO NO

En esta ocasión ha sido la agencia de Guillermo Schalvezon. No me ha pillado por sorpresa, lo tenía bastante claro. Al día de hoy tengo enviado el manuscrito completo a la agencia A.C.E.R. y dos capítulos a la de Ute Korner. Mañana tengo previsto enviar dos más.
Es tarde y me voy a la cama. Un saludo.

sábado, 30 de enero de 2010

PENSANDO

Ya he enviado cartas de presentación y propuestas editoriales a varios agentes literarios. Cada uno es de su padre y de su madre y por lo tanto unos piden una cosa y otros la contraria. Me preocupa cometer un error en el protocolo y que mi obra sea desechada. Estoy encorsetado, todo lo contrario que cuando escribía, que me sentía el hombre más libre que poblaba la tierra; era señor de mis criaturas y yo decidía sobre sus vidas y sus muertes y ahora , por el contrario, estoy en manos de unos truhanes que solo piensan en hacer caja. Si alguno de ellos le prestara al menos un poco de atención tendría una posibilidad, pero me parece que eso no es factible.
En conclusión veo bastante lejos el asunto de publicar. Y pensando, pensando me parece que yo, que durante más de tres años he ido hilvanando línea a línea mi novela, paradojicamente me he convertido en su mayor enemigo ya que, desde un punto de vista literario, soy un impresentable. Lo he comprobado al tener que redactar mi currículum y no rellenar más de una línea, y eso exagerando. Siento decirlo pero si el autor de mi novela hubiese sido un licenciado en filología con obra publicada y algún premio, aunque fuese en unos juegos florales, gozaría de unas posibilidades al llegar a los despachos de los sesudos analizadores que nos rechazan una y otra vez, que conmigo no disfruta . Me ha tentado mentir, tengo que ser sincero, fabular sobre mis méritos, de alguna manera repudiar a mi hijo para que sea otro padre, aunque ficticio, el que lo adopte. Quién sabe si no lo haré un día.

lunes, 25 de enero de 2010

Bueno, mi primer "no". Pensaba que me lo iba a tomar peor, debe de ser que tanto tiempo de espera ta va atemperando. Eso sí, me he permitido borrar el correo, no me apetece leer la respuesta "tipo", paternal y consoladora. Pienso que los que de verdad han perdido son ellos.A partir de aquí voy a buscar varias agencias y editoriales para enviarles lo que me soliciten. Mis días de fidelidad a un solo agente se han acabado.
Intentaré describir lo que he sentido, aunque quizás sea todavía pronto, no hace ni una hora que me llegó la noticia. Curiosamente no me ha hecho mucho daño, de alguna manera me lo esperaba, quizás me ha autoafirmado en que mi novela es buena, debe de ser una reacción refleja, pero con sinceridad me lo estoy tomando bien. Con humor he pensado que Barcelona me queda bastante lejos. El poderlo compartir en este blog también consuela.
Si sabeis de agencias que admitan manuscritos no dudeis en comunicármelo.

sábado, 16 de enero de 2010

DEMASIADA ESPERA

Dentro de dos semanas se cumplirán tres meses desde que envié la sinopsis y un capítulo de mi novela a la agencia de Sandra Bruna. Ya no me levanto cada día esperando encontrar una respuesta, han conseguido aburrirme, y eso es lo que más me duele , que están acabando con la ilusión, con esa maravillosa ilusión de antaño. Terminé la novela en agosto y desde entonces no he conseguido engancharme a ningún proyecto nuevo. Tengo ganas de escribir , sin embargo cuando lo intento siento como si mis manos se resbalaran. Necesito personajes nuevos, una trama, situaciones en las que poder desplegar mi fantasía. He intentado llenar este hueco escribiendo un relato corto, pero no me acaba de llenar, necesito más espacio, adentrarme en profundidad en los protagonistas, irlos conociendo como si fueran reales para de esa forma sacar sus más íntimos secretos; en definitiva sentirme como un dios pequeño que crea un mundo a su medida.
¿Estoy defraudado? No, porque ya me esperaba algo así, más bien me encuentro vacío, desinflado, sin ese aliento que me ha mantenido vivo durante los más de tres años que he estado escribiendo en las horas más inverosímiles, con el vaso de güisqui cerca de mi mano, con el sueño rondándome y con la vista puesta en llegar a terminar ese capítulo antes de caer dormido.
Y todo para sentirme ahora como un teatro donde se representa una obra sin público.

miércoles, 13 de enero de 2010

NADA

Nada, ni ideas, ni respuestas, nada de nada. Las infinitas combinaciones de las veintiocho teclas que tengo ante mí, podrían expresar todo lo imaginable, y no se me ocurre nada, nada de nada.

domingo, 3 de enero de 2010

APATÍA

Sigo a compañeros blogeros y me sorprendo de la capacidad creativa de la que disfrutan. Algunos de ellos guardan varias novelas escritas así como cuentos y relatos cortos en cantidad variable. Digo que me sorprendo porque terminé una novela en agosto y no he sido capaz todavía de hincarle el diente a ningún otro proyecto serio. No sé como explicarlo pero creo que no llego a desligarme de mis anteriores personajes, de sus vidas, de las tramas y las trampas que les urdí y del triste final de alguno. Con sinceridad los echo en falta, los añoro. Comprendo que tengo que empezar a separarme de sus vidas para seguir adelante, sin embargo me siento apático, desfondado. Refuerza mi bajo estado de ánimo la larga espera a la que me somete el que pretendo sea mi agente literario, ya va para dos meses desde que le envié la sinopsis y un capítulo. Sueño con el día en el que el público interesado por las novelas se multiplique por mil y las editoriales vengan llamando a nuestras puertas rogándonos por favor que escribamos para ellos. Formulado está mi deseo para el año que acaba de comenzar.