Antoine Sartre muere atropellado en la estación de metro de Denfert Rochereau en París. La policía francesa concluye de forma apresurado que ha sido un suicidio. Lejos están de imaginar que este hecho luctuoso está relacionado de forma directa con la colisión del Alejandría y el Mesana en aguas del estrecho de Gibraltar unos meses atrás.

Jacinto Reyes, perito especializado en accidentes marítimos, cincuentón, bebedor, recién divorciado y un tanto escéptico con lo que le pueda deparar la vida, es enviado para tasar los desperfectos producidos en el Mesana. Lo que parecía a priori una investigación rutinaria se complica de manera espectacular por la aparición de una red mafiosa que intentará ocultar un secreto que atesora uno de los barcos implicados. Sin embargo no va ser éste su mayor reto porque en ese viaje, en el que regresa a la ciudad en la que pasó su juventud, tendrá que enfrentarse a una mujer a la que conoce demasiado bien, Alicia.

Páginas vistas en total

domingo, 14 de febrero de 2010

RECOPILATORIO

Antes de seguir adelante en esta batalla que es encontrar editor quiero hacer unas reflexiones. Parece que he elegido mal momento para intentar publicar, la mayor parte de las agencias a las que llamo para saber si aceptan nuevas propuestas me contestan que están saturados y que por el momento no es posible. Aún así tengo entregados cinco manuscritos y una sinopsis de las que estoy esperando el "no" correspondiente. De las cinco todas excepto Bookban, a la que envié previamente carta de presentación y sinopsis y me contestó al día siguiente para que le enviara la obra completa, piden directamente el manuscrito junto a curriculum. En concreto son, Dos Passos, A.C.E.R. y dos editoriales Lengua de Trapo y Salto de Página. Os mantendré informados del desarrollo de los acontecimientos, de todas formas el periodo mínimo de espera es de dos meses, así que va para largo.
Quisiera comentar una cosa que me ha ocurrido. Una de las agencias, no es ninguna de las que he nombrado anteriormente, me ha respondido diciéndome que debo abonar cien euros para que ellos hagan un informe de la obra, informe que no es vinculante. Me gustaría que desde vuestra experiencia me dijerais que tal lo veis. A mi no me suena demasiado bien, sin embargo por algún sitio he leído que para evitar la saturación de manuscritos algunas lo hacen para descartar a más de uno que se levanta por la mañana, escribe cuatro letras y las envía a ver si cuela.
Me he dado cuenta de que algunas editoriales pequeñas son más receptivas, más abiertas a encontrar nuevas figuras que algunas agencias que como digo están saturadas, quizás sea un cambio de tendencias. Lo que tengo claro es que de mayor quiero ser agente literario porque trabajo no me va a faltar.

martes, 2 de febrero de 2010

SEGUNDO NO

En esta ocasión ha sido la agencia de Guillermo Schalvezon. No me ha pillado por sorpresa, lo tenía bastante claro. Al día de hoy tengo enviado el manuscrito completo a la agencia A.C.E.R. y dos capítulos a la de Ute Korner. Mañana tengo previsto enviar dos más.
Es tarde y me voy a la cama. Un saludo.